Alpujarra arquitectura tradicional.

Capileira, uno de los municipios que mejor conserva la tipología y arquitectura tradicional de la Alpujarra
Millares de personas de España y otros países visitan el municipio cada año gracias a sus multiples encantos y situación geográfica, en pleno Barranco de Poqueira y en el Parque Protegido de Sierra Nevada

RAFAEL VÍLCHEZCapileira
Sábado, 4 noviembre 2017, 10:20
Capileira ha sabido conservar su patrimonio arquitectónico. Este precioso pueblo considerado y declarado como uno de los más bonitos de España posee centenares de chimeneas cilíndricas rematadas con una loza de pizarra, y terraos (tejados planos). El pintoresco y escalonado aspecto de Capileira está condicionado por la orografía del lugar. Las antiguas y tortuosas calles de este turístico pueblo no poseen ningún esquema de construcción definido. La riqueza arquitectónica de esta localidad se descubre en todo el casco urbano y se caracteriza por su sencillez y funcionalidad. Millares de personas de España y otros países lo visitan cada año.

En Capileira destacan las chimeneas como elemento característico del perfil urbano, variando su altura hasta alcanzar el nivel suficiente para su correcto funcionamiento. Existen varias tipologías que coronan las casas y moradas siendo las más abundantes las que tienen forma troncocónica, encalada y rematada por una laja horizontal y un castigadero encima.

Hasta hace unos lustros en las viviendas con dos plantas, la inferior se dedicaba a la cuadra, el lagar para el gasto de la casa, la leñera, los aperos de labranza, la marranera, el granero y, a veces la cocina para la matanza del cerdo. Es uso residencial se reservaba a la primera planta. A veces acompañaba a la chimenea un horno pequeño. Las casas antiguas están construidas, principalmente, con barro, piedra sin labrar, yeso y madera.

En la cubierta de los edificios la launa es el material impermeabilizante desde hace centenares de años. Se trata de una arcilla que debido a su estructura laminar y a la proporción de limos, impide el paso del agua. También, su textura y color plateado brillante lo convierte en un material que refleja los rayos solares, contribuyendo a un mejor acondicionamiento térmico de la edificación. Otro componente que singulariza la trama urbana es la presencia de huertos urbanos.

El Barranco de Poqueira formado por Capileira, Bubión y Pampaneira fue declarado en 1982 Conjunto de Interés Histórico-Artístico y goza de especial protección. Esta zona tan atractiva y visitada se encuentra incluida en el Parque Protegido de Sierra Nevada. Son famosos también en esta zona los tinaos (pasadizos) y los soportales de las casas. Desde las eras de Aldeire de Capileira se divisa el Mar Mediterráneo y el Veleta, entre otros cosas.

El nombre de Capileira proviene del latín ‘Capillaria’ que significa cabellera lo que alude al hecho de ser el pueblo más alto del Barranco de Poqueira, situado a 1.436 metros de altitud sobre el nivel del mar. En otros tiempos Capileira estaba dividida en dos barrios y disponía de una mezquita y un horno. Según cuentan las crónicas del siglo XVI, toda la zona se dedicaba al cultivo de regadío y eran muy apreciadas la seda, las moreras, las viñas, las cosechas de cereales y los pastos para el ganado.

Es recomendable conocer la iglesia, callejear por Capileira y realizar senderismo. Uno de los itinerarios por el casco urbano parte desde la Plaza del Calvario al Callejón de las Campanas y desde allí hasta las casas sobre el impresionante ‘Tajo del Diablo’. Todas las rutas cautivan al viajero. Las gentes de Capileira son muy hospitalarias. Capileira, situada en el Barranco de Poqueira junto a Bubión y Pampaneira, es un lugar ideal para degustar los platos típicos, adquirir artesanía y productos alimenticios elaborados en la Alpujarra, pernoctar, practicar algún deporte o descansar.

Capileira fue el primer municipio de la Alpujarra alta en apostar por el turismo rural gracias a José Pérez (padre), Francisco López (padre) y al por entonces alcalde Manuel Mendoza apoyado en todo momento por el periodista y cronista del Barranco de Poqueira, Rafael Gómez Montero, y al que fuera vicepresidente de la Diputación, Sebastián Pérez Linares, entre otros. Capileira tiene un gran número de lugares para descansar, degustar exquisitos platos, adquirir artesanía, hacer senderismo, etcétera. Su iglesia es un joya y el museo que data de 1972 una preciosidad. Hoy sábado, día 4 de noviembre, Capileira celebrará la XXXVII Fiesta de la Mauraca de Castañas con consumisiones de este producto tostado en la Plaza del Calvario (por la tarde) y otros actos, eventos y encuentros. Centenares de personas acuden cada año a esta fiesta. En la localidad alpujarreña de Busquistar, por ejemplo, se celebra esta tarde también la Fiesta de la Castaña en el Hogar del Pensionista.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »